14.4.08

La Mala Pata

Amo los gatos. Me encantan, los adoro.

Pero por más de que los amo y ellos me aman a mí, tengo mala suerte con estos animalitos.

Mi primer gata (bah, de mi familia) fue Maika, una siamesa hermosa!! Ella tuvo crias y nos quedamos con uno de sus bebés, Juampi.

A los dos años Maika murió de una enfermedad felina y Juampi estaba deprimido.

Así que llegó Maguie, otra siamesita muy chiflada pero adorable.

Al tiempito murió Juampi de la misma enfermedad que su madre y Maguie quedó solita...

Así que la hicimos tener crías: Rocco y Lola se quedaron con nosotros, un gatito lo regalamos y la otra gatita se la regalé a mi novio: Marula.

Como ya a esta altura pasaba más tiempo con mi novio que con mis padres la Marula era como parte mía, aunque estrictamente fue SU gata. Su amor absoluto (creo que la quería más que a mí).

Decidimos irnos a vivir juntos así que Marula iba a ser nuestra primer hija...

...Y hablo en pasado porque dos meses antes de mudarnos la mató un perro.

Como yo no podía mudarme sin gato, un día me encontré uno negro muy chiquitito y lo adoptamos: Moloko llegó una semana antes de mudarnos.

Así comenzamos nuestra vida de pareja y padres del Molokito, que era una pulga saltarina y no paraba un minuto... Y de tan inquieto que era se colgó de una silla pesada, se le cayó la silla encima y le quebró una pata, por lo cual debimos operarlo y hacerle poner un clavo en la pierna.

Como rengo y todo seguía muy inquieto, pensamos que traerle otro gatito podía resultar bueno para él; así que un día de lluvia a mi señor concubino le ofrecieron una bola de pelos y mugre que terminó siendo Pipina.
La Pipi era un angelito devenido en animal, una dulzura de gata. El Moloko le tenía celos y pese a que ella lo amaba incondicionalmente, él la maltrataba todo lo que podía.
Y como no podía ser de otra forma al poco tiempo de que la adoptamos la agarraron unos perros: 5 costillas quebradas, agujeros por todos lados, un día en terapia intensiva... pero se salvó!! El veterinario dijo "si los gatos tienen 7 vidas, esta ya se gastó 6, cuidenla".

Casi un año después una noche al bajarnos del colectivo vimos a un gatito que en seguida se nos acercó, jugó un rato con nosotros y se autoadoptó: nos siguió las 5 cuadras que caminamos hasta casa y se metió, para sorpresa nuestra y de nuestros otros felinos.

Peluco! Como se imaginarán, también estaba damnificado: tenía una patita muy lastimada e infectada. Pero con un poco de amor y Pervinox todo se soluciona...

...Salvo la mala leche: una semana después de la llegada del nuevo animalejo el destino nos jugó otra mala pasada y un auto atropelló a la Pipina.

Así que nos quedaron el Moloko, y el pequeño (sólo de edad porque es inmenso) Peluco.

Hasta la semana pasada, cuando en la misma esquina donde conocimos al Peluco, apareció una gatita chiquita saltando por ahí, se acercó a nosotros y, como locura del destino, también nos siguió un par de cuadras... un espanto de gatita color gris y naranja entró a nuestro hogar: Mandarina!!

Por supuesto, este fin de semana notamos que rengueaba, la llevamos al vet y descubrimos que algún HDP la hirió con un balín de aire comprimido...


Así que acá estamos, una vez más, con otra gata renga, más pervinox, más veterinario, más amor, pero con la esperanza de que esta vez la historia tenga un final felíz...







7 comentarios:

Juan Carlos Petruzza dijo...

que gaterio !!

jajajajaj !! la verdad que los gatos no me gustan...pero debo reconocer que tengo un amigo que tiene un gato genial y cambio mi percepcion al respecto...

saludos !!

Anónimo dijo...

Hola, gracias por pasar por alla. Me quedo leyendo.
Beso

Sunshine dijo...

Mandarina no es un espanto de gata!!!!


A mi me pareció hermosa... si, esteticamente hablando, me gusta la combinación de colores y formas de sus manchas!!!

Maria Noel dijo...

amo a los gatos.
son una compañia fastatica (y no tengo ochenta años y soy una solterona frustrada ... o si, pero solo lo de solterona).
que lindo que tantos seres de esos hayan pasado por tu vida!!!!
saludos.

Morgana dijo...

quizás tres gatos sea el problema...según el feng shui hay que tener cosas de a pares.....aunque yo nunca lo he tomado en cuenta...

gracias por tu visita, me autoinvite a ser lectora de tus historias.

Roky Rokoon dijo...

matemos a todos los gatos
basta de gatos, tene hijos nena
jhajajajjajajajja son feos los gatos, es asi
la prox que vaya a tu casa, ponelos en la cajuela esa que tenes para gatunos

Sweet carolaina: Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

LO más sabe que los gatos son lo mas.

...busco magia en un mundo gris...